miércoles, 30 de noviembre de 2011

El café que muerde

Una tarde de sábado, una niña estaba aburrida en su casa. No podía ir al cine porque sus amigas estaban comprando cosas de Navidad con su familia. Entonces cogió un bolígrafo y un papel y escribió todas las frases más disparatadas que se le ocurrieron:

-El mar está vacío.
-La sal es dulce.
-El chocolate es salado.
-El zorro es rico.
-El azúcar es feroz.

En ese instante se oyó un pequeño rumor en su habitación, abrió la puerta y el rumor se convirtió en un grito horroroso que venía desde la planta baja. Bajó. Vio a su madre dolorida porque el vaso de café le había mordido la lengua.

“Será por el azúcar feroz”, pensó. Tuvo que escribir mil veces “el azúcar es dulce” para que volviera todo a la normalidad. Y decidió que la próxima vez que se aburriera y no estuvieran sus amigas se iba a ir a montar en bicicleta.

10 comentarios:

  1. Jezabel tu texto está muy bien,me ha gustado mucho enhorabuena.

    Alejandro Huertas 1ºB

    ResponderEliminar
  2. Le he puesto una foto espero que os guste;)

    ResponderEliminar
  3. Felicidades Jezabel tu texto es super divertido ;)

    Araceli 1ºB

    ResponderEliminar
  4. Hola felicidades Jezbel me encanta tu relato.

    ResponderEliminar
  5. Jezabel enhorabuena me encanta tu relato es super divertido.

    Besos wapa.

    ResponderEliminar
  6. Jezabel el relato esta muy bien, enhorabuena :)

    Carmen 1ºB

    ResponderEliminar