lunes, 19 de diciembre de 2011

Microrrelatos

Pi

Estefanía Morán

Se lanzará desde el trapecio. Correrá a través de la raíz cuadrada, sintiendo cómo el aliento de la malvada hipotenusa se le acerca hasta casi atraparlo para siempre. En un intento vano por despistarla llega al abismo de la derivada. Se siente acorralado, pero no, encuentra una salida en la división y vuelve a escapar deslizándose por ésta. El número Pi se salva y llega hasta el infinito. Pero…

-Andrés, ¿me escuchas?

-Sí, maestra.

-Muy bien, continuemos. Si un tren sale de Madrid a las ocho de la mañana y otro de Barcelona a las diez…

Malvada hipotenusa capturó a Pi.



Había una vez


Quiroga G., Javier


Un apuesto joven llama a la puerta y le pide que se calce la más hermosa de las zapatillas. En cuanto observa que ésta se ajusta al pie perfectamente, la toma del brazo al mismo tiempo que le dice.

- Queda usted arrestada, esta zapatilla fue hallada en la escena del crimen.




Sin título
Andrés Sobico

El-que-me-pega-en-los-recreos vino hoy con la mano enyesada; no sé si eso es bueno o es malo…

5 comentarios:

  1. OLAAAAAAA K TAL ME A GUSTADO MUCCHO XDXDXDXD=)

    ResponderEliminar
  2. esta muy guay xdxdxdxdxd :)

    ResponderEliminar
  3. Me ha hecho mucha gracia. Este microrrelato es super gracioso.

    Lucia Llanos Fonseca 1ºB.

    ResponderEliminar